venezuelaLuego de la muerte de Hugo Chávez en marzo de 2013, el opositor Henrique Capriles compitió contra el oficialismo en las elecciones de abril de 2013. Menos de 300,000 votos otorgaron la victoria a Maduro, el candidato al que Chávez había señalado como sucesor.

Capriles, gobernador del estado Miranda, cuestionó los resultados y reclamó el derecho  de la sociedad venezolana de un recuento de datos. Sin embargo el Consejo Nacional Electoral (uno de los 5 poderes del Estado venezolano manejados por chavistas) indicó que los resultados eran “irreversibles”, y que la auditoría no significaría un recuento de votos.

¿Qué postura  tomó la oposición?

La oposición denunció los abusos del presidente cuando éste pidió una ley habilitante. Por su parte Capriles calificó a Maduro de ser el “más corrupto en la historia de Venezuela” cuando impulsó el control de precios y de divisas. Y exigió al gobierno que “cesara las torturas y la represión”.

Líderes de la oposición como Capriles, la diputada María Corina Machado; Leopoldo López, líder de Voluntad Popular; y Antonio Ledezma, alcalde metropolitano de Caracas se han sumado a las marchas actuales.

¿Qué pasó con la “ley Habilitante” de Maduro?

El mandatario venezolano logró la aprobación de la ley Habilitante. Ésta  le otorga la autoridad para legislar por decreto, al margen de la Asamblea Nacional al igual como ocurre en gobiernos dictatoriales.

Capriles llamó a desconocer esta norma y dijo que “el gobierno tendrá que ir con tanques y fusiles” para aplicarla.

La herramienta legislativa permitió inicialmente al mandatario promover dos leyes para controlar precios, márgenes de ganancias y uso de divisas, en un contexto de inflación creciente bajo la excusa de que velaban por “las libertades y los derechos económicos”.

Maduro  culpó a  los empresarios y a la oposición, para justificar su inoperancia apuntando a que éstos habrían urdido “una guerra económica”, que habría provocado la subida de precios y el desabastecimiento. Maduro entonces decidió arrestar a los administradores de tiendas de electrodomésticos e imponer “precios bajos”.

Máxim Ross, profesor de Teoría Económica de la Universidad Central de Venezuela criticó: “Se está cometiendo un grave error. Son medidas de carácter socialista que han sido abandonadas en otros países. La probabilidad de que esto tienda a paralizar la actividad económica es muy alta”.

Situación económica de la Venezuela de Maduro:

Venezuela atraviesa una crisis económica marcada por una inflación del 56.3% y una escasez del 28% de productos y alimentos básicos, según cifras de enero. El papel higiénico, la leche, el aceite y el café destacan entre los productos faltantes.

El gobierno atribuye la escasez a la oposición, sin embargo los empresarios la consideran una consecuencia de políticas como el control de precios, de cambios y otras que “espantan” a los inversionistas.

Por su parte la prensa escrita se manifiesta desde enero por carecer de papel para sus periódicos. Los periodistas se sumaron a los reclamos en rechazo a la inseguridad y la crisis económica.

Problemas sociales de Venezuela

Venezuela se encuentra entre los cinco países más violentos del mundo, junto con Honduras, El Salvador, Costa de Marfil y Jamaica, de acuerdo con un informe del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) de diciembre de 2013. Homicidios, atracos, corrupción, tráfico de drogas y de armas son los delitos sobre los que los venezolanos tienen una “mayor percepción”.

“Hay violación de derechos humanos en Venezuela”, dijo José Miguel Vivanco, de Human Rights Watch. El portavoz dijo que la organización considera que las agresiones a periodistas, la persecución a líderes de la oposición y el arresto de manifestantes son formas de atentar contra los derechos humanos en Venezuela.

El asesinato de  la actriz Mónica Spear

El asesinato de la artista Mónica Spear puso la violencia en Venezuela en las portadas de medios internacionales y se convirtió en tan sólo uno de los múltiples episodios que suceden a diario.

La ex Miss Venezuela 2004 fue baleada junto a su marido y a su hija, de cinco años, durante un intento de robo. Ella y su esposo fallecieron,  la niña resultó herida.

El caso impulsó una reunión de Maduro con los gobernadores de los 23 estados del país y los 79 municipios con mayores índices de violencia. Capriles propuso a Maduro un pacto contra la inseguridad tras lamentar la muerte de Spear. “Te propongo hacer a un lado nuestras profundas diferencias y unirnos contra la inseguridad, un solo bloque”, indicó Capriles en su cuenta de Twitter.

¿Cómo iniciaron las protestas actuales?

Simpatizantes del gobierno y de la oposición coincidieron en las calles el Día de la Juventud. Una marcha por el centro de Caracas convocada por grupos opositores y desarrollada de forma pacífica contra la situación económica, la política de Maduro y recientes detenciones de estudiantes por altercados en el oeste del país degeneró el 12 de febrero en enfrentamientos violentos con tres personas asesinadas, y decenas de detenidos y heridos.

El gobierno de Maduro justificó las muertes provocadas por agentes del Estado como un “rebrote nazifascista” asegurando que respetaba los derechos civiles y las libertades, pero amenazando que todo aquel que marchara sin permiso de las autoridades sería detenido. La fiscal general, Luisa Ortega, prometió “actuar con firmeza y contundencia” frente a lo que consideró “una acción planificada, premeditada para generar caos en el país”.

Maduro anunció que la Fiscalía venezolana emitió orden de captura contra el exdiplomático Fernando Gerbasi e Iván Carratú, exjefe de la Casa Militar durante el gobierno de Carlos Andrés Pérez (1974-79 y 1988-93), por ―supuestamente― estar prevenidos de que ese día de las protestas habría muertos.

Maduro aseguró que había autores materiales e intelectuales.  El ministro del Interior, Miguel Rodríguez, acusó a los políticos de oposición y a activistas de estar detrás de un plan que se gesta desde hace “bastante tiempo” para conducir al país a una salida irracional, inconstitucional y violenta”. Según Rodríguez  “La reunión se hizo en México y la finalidad fue adiestrar en métodos de desestabilización violenta a un grupo de líderes estudiantiles y de la juventud de movimientos de extrema derecha”…

¿Qué dice la oposición?

“Este acto cruel, premeditado por parte del régimen, hace más vigente y más firme que nunca el llamado que motivó a los estudiantes por la justicia, por el respeto y por la libertad en Venezuela”, afirmó la diputada María Corina Machado.

Dirigentes opositores acusaron al presidente de “suspender garantías” constitucionales y llamaron a más marchas. Por su parte Capriles se desmarcó de la llamada de dirigentes como Leopoldo López y María Corina Machado a convertir las protestas en una exigencia de la salida del gobierno.

Capriles defiende un “camino más largo” que evite situaciones que conduzcan a la violencia y no la salida anticipada del gobierno. “La violencia solo le conviene a un lado”, dijo.

Uno de los principales señalados de planificar los actos de violencia es el dirigente del partido Voluntad Popular (VP) Leopoldo López. La alianza opositora venezolana Mesa de la Unidad Democrática exigió “el desarme de grupos ilegales armados”, asociados con el oficialismo, con una “organización paramilitar” y armamento de guerra.

Alternativos.cl
― Noticias para pensar