Atea y lesbiana Camille Paglia: “La homosexualidad no es normal: sólo hay dos sexos”

8102 Vistas alternativos.cl Comentarios Desactivados en Atea y lesbiana Camille Paglia: “La homosexualidad no es normal: sólo hay dos sexos”

Camille PagliaCamille Paglia, lesbiana y atea, desde la perspectiva del sentido común, critica el movimiento feminista y LGBTI.

Considera “maltrato infantil” que los padres apoyen operaciones de cambio de sexo en menores que dicen ser transexuales.

Camille Paglia fue la primera mujer es declararse lesbiana en la Universidad de Yale y, desde su pensamiento feminista y ateo, mantiene un discurso absolutamente contrario al “oficial” impulsado por los grupos de presión LGTBI financiados por Soros.

Según recoge Giampaolo Rossi en  Il Giornale, Paglia mantiene una serie de afirmaciones que rompen con el estereotipo y los dogmas de la ideología de género.

Rossi explica a este respecto que Paglia es feminista, “pero desprecia el feminismo contemporáneo” porque a su parecer “culpan a los hombres por todo” a diferencia de los movimientos feministas de principios del siglo XX.

Pero Camille Paglia tiene otras opiniones disruptivas que sorprenden viniendo de una persona atea, feminista y lesbiana:

“Los códigos morales son la civilización.

Sin ellos estaríamos abrumados por la barbarie caótica del sexo, de la tiranía de la naturaleza”, asegura Paglia

Sólo dos sexos en la naturaleza

A su parecer, la homosexualidad y las tendencias transgénero son “una forma de disfunción” porque en la naturaleza “sólo hay dos sexos biológicamente determinados”.

Por otro lado, añade que los casos reales de androginia “son muy raros” y que el resto de definiciones de género “son resultado de la propaganda”.

“La homosexualidad no es normal; por el contrario es un desafío a la regla”, explica.

Niños transgénero, “maltrato infatil”

Camille Paglia está en línea con el Colegio Americano de Pediatría, que condena los tratamientos y mutilaciones que se realizan en niños que en un momento dado expresan un sentimiento diverso a su sexo biológico.

A su juicio, no hay excusa para los padres que, con la ayuda de médicos complacientes, cambian el sexo de sus hijos que expresan sentimientos trasgénero: “Es una forma de maltrato infantil”, subraya.

“Estridente, egoista y adoctrinador, el activismo gay está completamente carente de una perspectiva filosófica”, explica Paglia

Religión y estructuralismo

Según recoge Giampaolo Rossi, pese a su negación de Dios, Paglia reconoce el papel histórico de las religiones, en especial de la cristiana:

“Tengo un gran respeto por la religión, que considero una fuente de valor psicológico infinitamente más rico que el estructuralismo éticamente insensato que se ha convertido en una religión secular”.

Y añade: “Los códigos morales son la civilización. Sin ellos estaríamos abrumados por la barbarie caótica del sexo, de la tiranía de la naturaleza”.

El activismo LGTBI es “estridente, egoísta y adoctrinador”

Paglia detesta las movilizaciones y la intolerancia organizadas por el lobby LGBTI. Ella misma se pregunta: “¿Por qué en los últimos años no ha habido ni un sólo líder gay lejanamente cercano a la estatura de Martin Luther King?”

La respuesta le resulta obvia y pasa por la falta de profundidad y el infantilismo: “Porque el activismo negro está inspirado en la profunda tradición espiritual de la iglesia a la que la retórica política gay fue hostil de una forma infantil”.

“Estridente, egoista y adoctrinador, el activismo gay está completamente carente de una perspectiva filosófica”, añade Paglia.

“El aumento de la homosexualidad y la transexualidad son un signo de decadencia de una civilización”

Decadencia de Occidente

Camille Paglia considera que la decadencia de Occidente tiene algunos signos relacionados con el mundo LGTB. A su entender, “nada define mejor la decadencia de Occidente que nuestra tolerancia abierta a la homosexualidad y la transexualidad”.

En el mismo sentido, y en el curso de un programa de la televisión brasileña, Paglia señaló: “El aumento de la homosexualidad y la transexualidad son un signo de decadencia de una civilización”.

En colaboración con Actuall

En el área de

Una presidencia de Hillary Clinton hubiera sido devastadora para el mundo.

Suecia aceptó 162 mil refugiados en 2015 ¿Adivine cuántos tienen empleo en 2017?

Articulos relacionados