Comunistas: Los más grandes asesinos del siglo XX

14091 Vistas alternativos.cl Comentarios Desactivados en Comunistas: Los más grandes asesinos del siglo XX

De todas las plagas que han devastado a la humanidad, desde la peste negra  al cáncer, una de las más mortíferas ha sido el comunismo: Más de 100 millones de asesinatos.

Excepto la idea, el comunismo, niega la existencia de un alma, y sus adherentes normalmente castigan aquellos que dicen lo contrario.

La brutal creación del masón  Karl Marx, el Manifiesto Comunista, prometió utopía en la tierra. Todo lo que se necesitaba hacer era derribar a la sociedad y deshacerse de la clase dominante mediante una revolución violenta.

El camino al paraíso era rojo, construido sobre un nuevo orden social que se construye destruyendo las creencias tradicionales, las estructuras sociales, a los dueños de la propiedad y a la gobernabilidad.

 

Stalin mató alrededor de 60 millones de personas de diferentes religiones. Hitler mató 6 millones. Sin embargo, el comunista Stalin no es considerado un asesino.

El Holocausto de Adolf Hitler es un horror familiar, pero las nefastas muertes que se cuentan a partir de las revoluciones comunistas en Rusia y China superan con mucho sus esfuerzos genocidas.

Mientras que Hitler atacó a los judíos, los comunistas atacaron a todas las religiones y a clases enteras de la sociedad.

Algunos laicos marxistas han descrito las olas de matanzas que siguieron a las revoluciones comunistas como aberrantes.

De hecho, estas muertes son resultados sistemáticos de exitosas revoluciones comunistas, soluciones prescritas a las desigualdades del capitalismo y a las creencias y prácticas arraigadas.

Por esta razón, las revoluciones comunistas han dado como resultado asesinatos sin precedentes.

Según Stéphane Courtois, en El Libro Negro del Comunismo, este sistema es responsable de 100 millones de muertos, un número que supera con creces al nazismo, que dejó 16 millones de muertos y eclipsa los muertos del siglo XX a causa del cáncer de pulmón, la diabetes y los homicidios.
comunismoAl llevar a cabo esta ideología, los regímenes políticos del siglo XX encabezados por dictadores como Mao Zedong y Joseph Stalin fueron responsables de una rápida destrucción de vidas humanas nunca antes visto en la historia.

El mayor asesino de los varios dictadores del siglo XX fue Mao Zedong de China, según la mayoría de las estimaciones.

El número estimado de muertos por Mao oscila entre los 60 y los 80 millones, lo que supera las vidas declaradas por la Primera Guerra Mundial (37 millones) y posiblemente la Segunda Guerra Mundial (66 millones).

Estos más de 60 millones de muertes lo componen guerras civiles, terratenientes que fueron asesinados bajo la política de reforma agraria comunista y a los guardias rojos durante la Revolución Cultural que torturó y asesinó a los supuestos “enemigos de clase”.

El número total de muertes del dictador ruso Stalin según las cuentas de Courtois son de 20 millones, aunque este número fluctúa de 10 a 60 millones dependiendo la fuente.

Stalin, el infame autor de la cita “la muerte de una persona es una tragedia, un millón de muertes es una estadística”, arrojó a los campos de concentración y persiguió a millones de ciudadanos “no leales”.

También ejecutó a intelectuales y figuras políticas que fueron consideradas una amenaza para poder establecerse como la única autoridad de Rusia.

Incluso fue capaz de hacer que estas personas “desaparecieran” mediante la eliminación de sus fotos y registros de la historia. Estos 20 millones, el total de muertes de Stalin supera las cifras de muertos en el siglo XX por cáncer de páncreas (17 millones), VIH / SIDA (12,5 millones) y epilepsia (10 millones).

Una de las maneras más comunes en que los comunistas matan y rompen para siempre la voluntad de los ciudadanos en sus “repúblicas populares” ha sido a través del hambre.

El Gran Salto Adelante de Mao fue lanzado como una forma de modernizar la economía de China. Tomó a las comunidades de trabajadores de las granjas y los obligó a fundir metales como el hierro y el acero en hornos en patios traseros. Esta eliminación de mano de obra en la producción de alimentos resultó en la gran hambruna de China, que según estimaciones de los expertos tomó de 30 a 40 millones de vidas.

En Ucrania, la colectivización y la industrialización soviética provocaron el Holomodor, una hambruna que causó entre 2,5 a 7,5 millones de muertes.

Aquellos que han escapado de Corea del Norte a menudo dicen a los gobiernos que envían ayuda alimentaria allí, que si realmente quieren ayudar a la perpetua hambruna allí, sería mejor enviar alimentos para animales, ya que es más probable que llegue a los que realmente lo necesitan.

Mientras Rusia y China son los más altos en número de muertos, las cifras en otros países comunistas fueron igualmente trágicas.

En Camboya, Pol Pot, que anteriormente fue miembro del Partido Comunista Francés, intentó crear su versión de una utopía de la sociedad comunista conduciendo a millones de personas de las ciudades a las zonas rurales para hacer trabajo manual.

Esta era una práctica común después de las revoluciones comunistas en otros países, la cual asesinó a miembros educados de la sociedad como abogados, médicos y filósofos, a quienes llamó “la raíz de todo el mal capitalista”.

Durante su reinado de 1975 a 1979, alrededor de 1,5 a 2 millones de una población total de 7 millones de camboyanos fueron asesinados, ya fuera por matanza directa o hambre debido a la intensa escasez de mano de obra y alimentos en los campos. Una proporción similar en la población de Estados Unidos sería equivalente a las poblaciones de California y Texas.

Otros dos millones fueron asesinados por comunistas en Corea del Norte y Etiopía.

Mientras gobiernan bajo el disfraz de libertad y prosperidad para todos, los regímenes comunistas causaron en cambio la miseria y la destrucción en cada nación donde han reinado. A través de los regímenes en Europa, Asia y África, el comunismo reclamó un total de 100 millones de vidas en menos de 100 años, lo que lo convierte en un asesino ideológico sin precedentes.

Se calcula que el comunismo ha matado a alrededor de 100 millones de personas, pero sus crímenes no han sido compilados y su ideología persiste.

Por JIM LIAO, LA GRAN ÉPOCA. 

En el área de

Actor James Woods pide que metan en prisión a George Soros y que incauten sus bienes

Feminista hace llamado a “matar a los hombres y a los bebés varones”.

Articulos relacionados