El feminismo está volviendo psicópata a la mujer moderna (cinco razones que lo demuestran)

1340 Vistas alternativos.cl Comentarios Desactivados en El feminismo está volviendo psicópata a la mujer moderna (cinco razones que lo demuestran)

El feminismo está volviendo psicópatas a las mujeres modernas. Y aunque parece exagerado, las características conductuales de esta nueva ‘tribu’, implican un peligro real para la sociedad.
1- El feminismo está haciendo a la mujer egocéntrica y narcisista.

 

Una de las principales características de los psicópatas es su inusual y absurdo narcisismo/egocentrismo.

 

Son gente bastante ensimismada, nunca abren su mente a otras personas si no encuentran un beneficio directo e inmediato en ello.

 

Se sienten por encima del resto y todo gira en torno a sí mismos. Lo que importan son sus deseos, sus caprichos, sus necesidades, etc.

 

Y si no lo consiguen reaccionan de forma infantil como si el mundo les debiera algo.

 

¿Qué relación tiene esto con muchas de las mujeres modernas?

El grueso de mujeres occidentales tiene un chip que les hace creer merecedoras de todo lo bueno del planeta solo por ser mujeres (“ser mujer lo es todo”, “soy mujer y lo quiero todo”, “porque yo lo valgo”,”sin las mujeres los hombres no son nada”, etc).

Lo que importan son sus deseos, sus emociones, sus necesidades de cualquier tipo, etc.

Tiene el derecho a comerse al mundo y los demás deben preocuparse por satisfacerlas porque si no se está cometiendo una terrible injusticia, les están molestando la vida “les están llevando a la depresión”, “no se están conectando con sus emociones”, “las están atacando porque el mundo desprecia a la mujer de forma sistemática”… suma y sigue…

 
2- El feminismo  las está volviendo un potencial parásito

 

El psicópata rara vez es realmente independiente.

Por lo general solo usa su astucia para saber manipular al resto y vivir de mentiras, de la compasión o admiración ajena, etc.

Algo aterradoramente similar ocurre en países con legislaciones marcadamente feministas.

Ya el feminismo de la segunda ola hablaba de un parasitismo femenino por ser el hombre la cabeza absoluta de la familia (palabras de Simone de Beauvoir).

Y si en aquel tiempo el culpable era el machismo y el “patriarcado”, ahora el nuevo parasitismo es puramente feminista de tercera ola.

La mujer del primer mundo ya no es parásito directo del esposo, sino del Estado.

Si no puede o no quiere esforzarse para ascender a puestos altos en los trabajos, el Estado debe ordenar cuotas de género aunque eso signifique no exigirle los mismos conocimientos y horas de trabajo que a los hombres.

Si es una mujer que no supo elegir bien a su pareja y quedó embarazada, el Estado debe asumirlo dándole una pensión.

Si siente que su marido no es tan bueno como “ella lo merece”, tiene el derecho a despreciarlo y a dejarlo en la ruina gracias a la legislación.

 

¿Pero no que el feminismo empoderó a la mujer para hacerla independiente?

La empoderó sin duda alguna, pero no la hizo verdaderamente independiente.

Solo le dio la potestad de poder vivir de una forma muy cercana a la parasitaria si se lo propone.

Y claro, si vive en un país con buenos fondos para darle esas facilidades.

Es por eso que en el tercer mundo el veneno feminista avanza un poco más despacio, porque ahí no hay tanta plata para vivir del cuento.

 

3- El feminismo está volviendo a la mujer evasiva, inconsecuente, manipuladora y caradura

El caradurismo y la manipulación son los más molestos rasgos del individuo amoral.

Los psicópatas son personas con cero sentido de la autocrítica. No creen tener la culpa de sus acciones dañinas e irresponsables.

Si les muestras pruebas de su culpabilidad negarán todo, manipularán las cosas o se victimizarán de una forma vil para que otros carguen con los platos rotos.

 

¿Y qué tiene que ver aquí un gran número de mujeres?

Si una mujer mató a su marido es porque él era un insípido, un maltratador o indiferente con sus emociones.

Si le es infiel es por lo mismo, porque era un mal hombre, porque no sabía satisfacerla y debe pagarlo con el divorcio, dejándole sus bienes así ella no haya contribuido en dicho patrimonio, para que pueda meter en la casa al amante mientras él se queda mendigando en la calle.

Si tuvo un embarazo no deseado es solo culpa del hombre machista que le mintió descaradamente y la embarazó, aunque todos los que ven al cretino distingan a leguas que era un vividor, borracho y golpeador, características que ella “no percibió”.

Entonces tiene derecho a abortar y el Estado debe pagar la extirpación del feto o pasarle una pensión.

Y si luego tiene problemas para conseguir nueva pareja por ser madre soltera, es por culpa de la misoginia y el machismo.

“Casualmente” echarle la culpa a un fantasmagórico machismo patriarcal es el mejor recurso de la mujer feminista cuando no quiere asumir las consecuencias de sus actos irresponsables.

  • Si la despiden es por machismo, no por sembrar discordia.
  • Si no la contratan es por machismo, no porque no estaba apta para el cargo.
  • Si le pagan menos es por machismo y brecha salarial; no porque ella trabaje menos horas o elija carreras menos competitivas, etc.

Nunca es su culpa, siempre los culpables son otros y muchos le defienden, similar al psicópata que tiene sus seguidores manipulados, sus tontos útiles.

No le importa que su actitud perjudique a mujeres que sí son víctimas reales.

 

4- El feminismo esta convirtiendo a la mujer en un ente cosificador, sin empatía

El psicópata ve a los demás como meros objetos para conseguir su beneficio.

Una vez obtenido se volverá indiferente con la persona que usó o le despreciará y hará daño sin el menor remordimiento.

Eso se debe a su principal y más poderoso rasgo: ausencia de empatía.

Un grueso de feministas está desarrollando, en mayor o menor medida, esta terrible característica del psicópata.
Rincón de la Psicología

¿Dónde se ve tal cosa?

    • En la mujer que pasa de relación en relación como si sus parejas de turno fuesen solo objetos de efímero provecho.Se justifican y la justifican con pensamientos de doble filo tales como “tienes que ser libre”, “nunca estés con alguien que no te haga feliz”, “si te cela, es violencia, déjalo”.El problema está en que tienen una idea bastante sesgada y distorsionada de lo que es la felicidad, la libertad y la privacidad.

      Además carecen de un concepto básico como es el de la reciprocidad.

      Relacionen esto con el punto 1 del egocentrismo y narcisismo para pillar mejor la idea.

 

    • En la mujer que desprecia durante toda su juventud a los chicos “buenitos”, pero usando sus debilidades sexuales y afectivas para parasitarlos, reduciéndolos a labores como el chico que siempre le presta apuntes en el instituto, el que la lleva en su auto a todas partes, el que escucha callado todas sus frustraciones con los “chicos malos” con los que se acuesta, etc.

 

    • En la mujer que por “error” de una borrachera se acabó acostando con otro borracho.Si al día siguiente lo mira mejor y considera que no era atractivo, entonces lo denuncia por violación.Hay varias situaciones más o menos parecidas.

      No es casualidad que cada vez más varones tengan miedo de “tirar la caña”.

 

    • En la mujer que ya ha perdido/estropeado el atractivo de su juventud en noches de discoteca, drogas y sexo con averiados.Recién pasados los treinta toma en cuenta a hombres que una década atrás hubiese despreciado sin miramientos, casándose así con el “hombre tranquilo y poco emocionante” que al menos tiene un trabajo bien remunerado para darle la estabilidad que necesita.Obviamente en el fondo no ama a esa persona, solo la ve como el premio consuelo.

 

  • En la frialdad de la mujer a la hora del divorcio (estadísticamente ellas inician el 70% de ellos).Se entiende que si para ella no eres más que un proveedor, no le dolerá dejarte si la lesgislación le permite quitarte todo, pues ya no tiene sentido seguir fingiendo amor.Otra razón por la que cada vez menos hombres desean casarse, pero que convenientemente se les avergüenza como “machistas, inmaduros y misóginos”.

 

5- El feminismo le está haciendo creerse con derecho a la exclusividad e inmunidad

Otra cosa muy propia del psicópata es su idea interior de que solo él puede dañar a los demás para obtener lo que quiere, pero no admite ni por asomo que otros puedan hacerle lo mismo, ya que se ofende y se siente con derecho a dar castigo.

psicópatas

Feministas en Rosario (Argentina) agreden a defensores de la catedral que intentaban incendiar, mientras estos rezaban.

Con la mujer empoderada del primer mundo sucede exactamente igual. Veamos:

_ Solo ella puede ver tus debilidades para quitarte tiempo y dinero para que escuches sus problemas o la invites a salir. Si tú ves sus debilidades y la usas a tu favor para llevarla a la cama, eres un canalla.

_ Solo ella puede ser celosa y husmear tus cosas. Tú no porque estás violando su privacidad.

_ Solo ella puede insultarte o pegarte si considera que has hecho algo malo. Si tú lo haces eres un misógino que la está agrediendo por ser mujer y te denunciará.

_ Solo ella puede serte infiel o hacerte la liana porque es una mujer libre y tú eres un hombre poco estimulante y desatento.

Si a ti se te ocurre hacerle lo mismo eres un desgraciado que no la valora. Ella puede cortarte el miembro y recibir likes en las redes sociales por su acción.

_ Solo ella puede cosificarte por tu físico o capacidad económica. Si lo haces tú eres un cosificador y acosador.

_ Solo ella puede parasitarte. Si lo haces tú eres un vividor y ella tiene derecho a despreciarte y dejarte en ridículo.

_ Solo ella puede hablar de los defectos que presenta el sexo opuesto hoy en día. Si lo haces tú eres un resentido que alberga traumas. Sabrá cómo avergonzarte.

 

Que la maldad, la injusticia y el dolor se reduzcan a un perverso enfoque de género (hombre malo – mujer víctima) es el sueño hecho realidad de la mujer psicópata para desenvolverse en el mundo, y la mejor tentación para que las demás mujeres saquen lo peor de sí mismas.

En el área de

“Expertos” están proponiendo el uso de muñecos de niños para tratar a los pedófilos.

instagram

Instagram, una de las redes sociales que más afecta a la salud mental de los jóvenes.

Articulos relacionados