Las semillas de zapallo actúan como un guardia de seguridad personal contra las enfermedades, y mejorar la fertilidad masculina.

385 Vistas alternativos.cl Comentarios Desactivados en Las semillas de zapallo actúan como un guardia de seguridad personal contra las enfermedades, y mejorar la fertilidad masculina.

La próxima vez que compre un zapallo (calabaza) no tire las semillas. Éstas le aportaran beneficios para su salud, y en el caso de los hombres,  salud reproductiva…

Los elementos de las semillas pueden evitar el agrandamiento de la próstata, y mejorar la calidad del esperma.

La calabaza o zapallo pertenece a la familia de las cucurbitáceas, que incluye pepinos, melones, sandías, etc… En las tradiciones herbáceas, gran parte de las cualidades medicinales de las cucurbitáceas son asociadas su abundantes semillas.

El zapallo tiene semillas que poseen un alto contenido de zinc -un mineral que promueve la salud de la próstata, la vejiga y del esperma. Las semillas de calabaza también proporcionan fitoesteroles para equilibrar los niveles de testosterona, y ácidos grasos esenciales que pueden ayudar a aumentar la fertilidad.

Las semillas también son beneficiosas para las mujeres. Tienen una gran cantidad de proteínas, hierro y vitaminas del grupo B, y también son ricos en magnesio, vitamina E, y son una de las mejores fuentes vegetales de ácidos grasos omega-3.

En diversos estudios, las semillas de calabaza han demostrado que regulan los niveles de insulina, lo que sugiere un remedio preventivo para la diabetes. Desde la antigüedad, las semillas de calabaza se han utilizado para tratar lombrices intestinales. Hasta 1936  estaban incluidas como parte de la medicina oficial en EE.UU.

En estudios recientes, el abundante contenido de fitosteroles ha demostrado reducir el colesterol y regular los niveles hormonales, y su alto contenido de triptófano ha demostrado que aumenta los niveles de serotonina, un neurotransmisor necesario para un buen sueño y un estado de ánimo estable.

Las semillas de calabaza frescas tienen cascara comestible que proporcionan aún más zinc.

¿Cómo prepararlas?

Corte la calabaza por la mitad y raspe las semillas. Descarte las entrañas viscosas. Ponga las semillas en un recipiente.

Cúbralo con agua y una cucharadita de sal.

Remójelas durante unas 12 horas.

El agua salada del remojo no sólo aporta más sabor a las semillas, sino que neutraliza su contenido de ácido fítico, haciéndolas más digeribles.

Séquelas y póngalas a tostar en una sartén o en el horno.

Una vez listas las puede meter a un envase de vidrio, y comerlas como si se tratara de semillas de maravilla o de sandia.
*Dato: La pulpa de calabaza es rica en carotenoides, como el betacaroteno, anti-cancerígeno y antioxidante que se encuentra en frutas y verduras de color naranja.

En el área de

Los padres que crían niños en base a dietas vegetarianas podrían ser encarcelados según un proyecto de ley italiano.

Médicos inescrupulosos están recetando antidepresivos, incluso a niños…

Articulos relacionados