Pugna entre ateos y cristianos abre las puertas al Satanismo en Florida, EE.UU.

La organización religiosa “Templo Satánico” ha respondido a una decisión del Condado de Orange, Florida, con la creación y difusión de “materiales religiosos complementarios” que promueven y defienden la filosofía y la práctica del satanismo.

El mes pasado, un juez de Florida dictaminó que si el distrito escolar del condado de Orange permitía a grupos cristianos difundir Biblias y materiales de orientación cristiana en sus escuelas, este también tendría que permitir que grupos ateos a hacer lo mismo.

David Williamson de la Comunidad Central del Libre Pensamiento de la Florida —que recientemente luchó contra el intento de prohibir a los ateos realizar proselitismo— demandó al distrito de falta de voluntad para permitir literatura atea con títulos como “Jesus Esta Muerto” y “Porqué no soy Musulman” en las escuelas.   Un juez desestimó el caso después de que el consejo escolar decidió permitir a los materiales.

libro-de-colorear-satanistas-2

Esta lámina del libro de colorear dice: “Demian le esta enseñando a la clase como hacer un pentagrama invertido. Junta los puntos para que también puedas hacer uno”

Pero por su parte, ni corta ni perezosa, la organización religiosa “Templo Satánico” se aprovechó de esta decisión, decidiendo inundar las escuelas del Condado de Orange con material para niños titulado “Gran Libro Satánico de Actividades para Niños” que contiene lecciones satánica “amigables” para los niños.

La persona común podrá pensar  que “todos estamos en nuestro derecho de practicar lo que nos venga en gana” y esa afirmación sería válida si viviéramos en un mundo mentalmente sano. ¿Puede usted imaginar a  su vecino tocando a su puerta porque  su niño necesita “materiales” para hacer un sacrificio humano?  Esto no está tan lejos de la realidad ni es tan inofensivo como aparenta. Se sea ateo o creyente  serán las consecuencias las que finalmente aplastarán a aquellos que llevaron la tolerancia a extremos enfermizos.

El portavoz del Templo Satánico, Lucien Greaves, dijo que  “si una autoridad escolar pública va a permitir material religioso y Biblias para ser distribuidas a los estudiantes…  creemos que lo responsable es asegurar que los estudiantes tengan acceso a una variedad de diferentes opiniones religiosas, en lugar de estar de brazos cruzados mientras una voz religiosa domina el discurso y le entrega propaganda a la juventud”.

El Templo Satánico comenzó a ser noticia en enero de este año, cuando exigieron al estado de Oklahoma permiso de erigir una estatua de Baphomet.

Según Greaves “Aún cuando preferimos las políticas públicas seculares, creemos que oportunidades —como ésta— para establecer una voz de igualdad para contrastar opiniones religiosas en la plaza pública, tiende a favorecer a los marginados, menos conocidos, y a religiones alternativas”.

En el área de