Asesor del Pentágono denomina a cristianos en el ejercito como “traidores” y “violadores espirituales”

El laureado periodista estadounidense, Edward R. Murrow, dijo una vez: “Una nación de ovejas engendrará a un gobierno de lobos.”

Sus palabras parecen estar surgiendo a la vida esta semana debido a que uno de esos lobos llamado Mikey Weinstein fue nombrado Asesor del Pentágono en asuntos de “tolerancia religiosa”.

soldado norteamericanoPara Weinstein la palabra “tolerancia” en realidad significa la “eliminación”.

Weinstein es el presidente de la Fundación Libertad Religiosa Militar. Mikey dijo al Huffington Post que fundó la organización “Para hacer una cosa: luchar contra esos monstruos que derriban el muro constitucional que separa el estado de la religión en … los militares de EE.UU..”

Los “monstruos” a los que se refiere el nuevo asesor del Pentágono son nada menos que cristianos evangélicos dentro del ejercito  que comparten su fe con sus compañeros de servicio.

Además, este sujeto   denomina a las principales organizaciones evangélicas conservadoras como la Asociación American Family, Family Research Council y la Alianza de Capellanes por la Libertad Religiosa como “grupos de odio”.

Cuando se habla de soldados, marinos, aviadores e infantes de marina que comparten su fe en uniforme, Weinstein dijo al secretario de Defensa Hagel y al Washington Post:

“Esta es una amenaza a la seguridad nacional. Lo que está pasando … es una violación espiritual y lo que el Pentágono tiene que entender es que se trata de sedición y traición. Y debe ser castigado “.

Uno de los miembros del Consejo de Weinstein, el ex embajador Joe Wilson, dijo al Secretario de Defensa y otros líderes militares:

 “Se necesita una media docena de consejos de guerra muy rápido.”

Noticias relacionadas:

Lo curioso del tema es que un sujeto que llama “monstruos” a cristianos evangélicos es el mismo que supuestamente   ayuda a las políticas de del Pentágono en temas de “tolerancia religiosa.”  ―Mikey Weinstein quiere tribunales marciales para aquellos estadounidenses que quieran compartir su fe en uniforme.

Pero el tema tiene una connotación más allá de la mera separación entre iglesia y estado: Un consejo de guerra es un juicio por delitos en el ejército.

Este hombre está aconsejando que el Pentágono criminalice  el cristianismo en las Fuerzas Armadas y lo etiquete de “sedición” y/o “traición a la patria.”:  

El Código de Justicia Militar dice que la sedición y/o traición en tiempo de guerra es castigado con la pena de muerte.