Con la unión de China y Rusia en Siria el mundo arriesga otra Guerra Mundial

Fuerzas militares chinas se dirigen a Siria, en unión con Rusia, para llenar el vacío de poder que ha dejado Obama y su supuesta lucha contra el Estado islámico en la región. Un movimiento en falso que involucre a Turquía (miembro de la OTAN) podría encender la mecha de la III Guerra Mundial.

Fuentes militares rusas y chinas confirman que hay buques de guerra chinos en camino a Oriente Medio para entrar acción y de paso, humillar a los EE.UU.

En tan sólo una semana y media, Moscú puso literalmente patas arriba la dinámica de poder en Medio Oriente, tomando el papel que el inepto presidente Obama dejó, y que tiene implicancias que se extienden mucho más allá de la región.

El gobernante ruso, Vladimir Putin, ya ha lanzado ataques aéreos contra los musulmanes  del ISIS que intentan destruir el régimen de Assad en Siria y expandirse en la región para crear su ansiado Califato musulmán. Putin primeramente lanzó una fuerza moderada para medir la respuesta de Estados Unidos y ver qué tan amenazado podía sentirse.

Según  Investors Business Daily, ahora que Putin esta seguro que EE.UU. no representa ser una amenaza, ha intensificado las operaciones rusas, incluyendo tropas de las fuerzas especiales Spetsnaz.

La entrada de China significa que dos grandes potencias están interviniendo para hacer lo que los EE.UU. no estuvo dispuesto a hacer frente a la amenaza del Islam.

Esta es una lección de lo rápido que las mesas se pueden dar vuelta cuando Estados Unidos muestra debilidad.

Redacción: Medios de prensa Alternativos.cl
— Noticias para pensar
Prohibida la reproducción de nuestros contenidos.

En el área de