Hartos de la violencia musulmana, gobierno ruso toma el control en el asunto.

Vladimir Putin frente al IslamVladimir Putin,  preocupado por la seguridad de cada ciudadano ruso,  ha ordenado desde el gobierno el que la ley sea igualitaria para todos por lo que las mujeres musulmanas podrán ser registradas así como los hombres que profesan el Islam, y también sus escuelas.

Rusia, al contrario de los gobiernos débiles de occidente esta aumentando sus esfuerzos para sofocar la violencia que provoca la ideología musulmana.

En base a esto, Putin  aprobará una ley que a contar de 2015, prohibirá la literatura islámica que promueve la violencia y que resulta altamente dañina y peligrosa para la sociedad.

A partir de ahora, la policía rusa ya está registrando las escuelas musulmanas (madrasas) en Crimea, asi como deteniendo a las mujeres musulmanas que esconden su rostro con un velo,  y a los hombres musulmanes barbudos son llamados para ser interrogados.

Con más de 1,6 mil millones de seguidores, el islam representa casi una cuarta parte de la población mundial.

Debido a la infiltración de inmigrantes y proselitistas, en  casi todos los países del planeta, la ley islámica (sharía) está en alta demanda. Actualmente, 35 países han sucumbido a esta demanda incorporado la ley Sharia en su sistema judicial.

Sin embargo, un país está poniendo su firme pie cuando se trata de lo “politicamente correcto” y a la ciega tolerancia que acoge las practicas musulmanas sin cuestionarlas.

Recientemente, las mujeres musulmanas en la capital Simferopol y Bakhchysarai habían acusado a la policía rusa “de tirar de los velos” (hijab islámico) en los controles de pasaporte.

Las mujeres se quejaban de que estaban siendo mal tratadas por exigirseles el trato normal de cualquier ciudadano de mostrar el rostro, sin embargo buscaron “solidaridad ante este maltrato” a través de facebook.

En los últimos días, las escuelas religiosas de Crimea, o madrasas, han sido registradas buscado literatura islámica que incita a la violencia.

El 13 de agosto pasado se realizaron revisiones  en tres madrasas adelantandose  a la fecha de rigor de la ley en 2015 “como advertencia”  y “medida de precaución”.

Eider Ismailov, asistente del mufti de Crimea, está en contra de las medidas:

“Esto demuestra que la policía rusa no confía en las mujeres con rostro cubierto y las ve como un grupo aparte del resto… Esto es un insulto contra nuestras creencias como musulmanes.”

Redacción: Medios de Prensa Alternativos.cl
en colaboración con Bare-Naked-Islam
― Noticias para pensar