Vaticano presiona para obtener el Control del Monte Sión en Jerusalén.

King_Davids_Tomb_JerusalemLíderes del culto romano están presionando a Israel para que entregue el control de zona que alberga la tumba del rey David, y el lugar donde se habría realizado la Última Cena.

Según informes, los líderes romanistas presionan a Israel para que entregue el control del Monte Sión, lo que ocurrió durante una reunión clandestina con altos funcionarios de la ciudad.

La reunión tuvo lugar el martes (11/F) en la oficina del Procurador Amnón Merhav, el director general de la municipalidad de Jerusalén. De acuerdo con lo informado por Arutz Sheva, se contó con la presencia de funcionarios de la Oficina del Primer Ministro, la Oficina del Presidente, Ministerio de Turismo, Policía, la Oficina del Kotel rabinico, y otros.

Durante la reunión, los representantes de los grupos romanistas en la ciudad presionaron a los líderes de Jerusalén para dar al Vaticano el control sobre la zona del monte Sión, que incluye la Sala de la Última Cena.  Ha habido rumores de que el gobierno de Israel tiene previsto pasar el edificio en cuestión al Vaticano antes de la visita prevista del líder de la religión romana en mayo.

Se espera que Bergoglio visite Israel y realice algún rito romano en la Sala de la Última Cena.

El mismo edificio que alberga la sala, y que es un lugar conmemorativo para el cristianismo, también incluye la tumba del rey David, un sitio sagrado para el judaísmo. Funcionarios romanistas se expresaron molestos por lo que denominaron “un importante aumento del número de visitantes judíos al sitio”.

Representantes de la Policía y el Shin Bet Israel que estaban en la reunión advirtieron que convertir el edificio al catolicismo podría desencadenar conflictos.

Varios miembros del Knesset (parlamento) y ministros han pedido al primer ministro que responda a los rumores de la entrega del complejo del Monte Sión al Vaticano.

Hasta la fecha, la Oficina del Primer Ministro y el Ministerio de Relaciones Exteriores se han negado a responder.

En respuesta a los informes en relación con la reunión del martes, la ciudad de Jerusalén emitió un comunicado diciendo: “El Estado de Israel y la municipalidad de Jerusalén están prestando especial atención al complejo del Monte Sión, con el objetivo de mejorar y actualizar la infraestructura y el servicio municipal, y de calmar la tensión… el municipio continuará liderando el proceso como el poder soberano central sobre el monte de Sión”.

La Oficina del Primer Ministro se negó a responder.

Alternativos.cl
―Noticias para pensar